Archivo: enero, 2017

Miércoles de los Amigos, 1 de febrero: Interpretar el nombre, interpretar al hombre

27 de enero de 2017

Los ‘couturiers’ son de los pocos artistas cuya obra sigue realizándose tras su muerte. Son otros, modistos o directores creativos los encargados de revisitar, interpretar y adaptar el legado de colecciones e ideas que dejó el fundador de cada casa de moda. El fenómeno se produce desde el origen de la Alta Costura, con la continuación del trabajo de la Casa Worth por parte de los hijos de Charles Frederick, hasta el nombramiento de Maria Grazia Chiuri como directora creativa de Christian Dior, siendo la sexta en ocupar el trono de la maison.


¿Reinterpretar el ‘heritage’ es adaptar un vestido o un bordado? ¿Es mantener la idea sobre el cuerpo femenino, la creación o el uso de los tejidos? ¿Es hablar de un concepto de belleza? ¿Han seguido las casas de Alta Costura el legado que dejó su fundador?

Dior Haute Couture PV 2017
Dior Haute Couture PV 2017
Esas son las preguntas a las que Miquel Martínez Albero, especialista en arte español de la Edad Moderna cuyas investigaciones están vinculadas al estudio de la indumentaria y la imagen persona, intentará responder el próximo miércoles 1 de febrero en la cita con los Miércoles de los Amigos, una iniciativa de los Amigos del Museo del Traje gratuita y abierta a todos aquellos que se quieran acercar hasta el museo.

Tino Casal, el arte por exceso

5 de enero de 2017

La exposición ‘Tino Casal, el arte por exceso’, un homenaje a este artista asturiano (Celestino Casal, Tino/Tudela-Veguín, Asturias, 1950-Madrid, 1991) que brilló en los 80 como estrella del pop español es uno de los proyectos más ambiciosos del Museo del Traje de Madrid y que se podrá contemplar hasta el próximo 19 de febrero.


‘Tino Casal, el arte por exceso’ muestra una pequeña parte del extenso legado de este artista que fue cantante, productor musical, diseñador de accesorios y vestuario, estilista, decorador y escenógrafo, pintor y escultor.


Comisariada por Juan Gutiérrez y Rodrigo de la Fuente, la exposición destaca un aspecto de este polifacético artista que seguramente se ha valorado poco: su fastuoso atuendo. En un tiempo en el que muchos participaron de la mascarada como parte inseparable de la cultura de transición, Casal llevó el reto hasta sus últimas consecuencias. Con él llegaría el escándalo, una frivolidad furiosa que exigía nuevos aires, una perspectiva distinta sobre las cosas. Veinticinco años después de su prematura desaparición, el mensaje de Tino Casal sigue vigente.


Además de músico, Tino Casal fue un creador generoso, que colaboró desinteresadamente con músicos, cineastas, fotógrafos y diseñadores, y se convirtió en uno de los iconos de eso que se llamó la “Movida madrileña”. En la muestra pueden verse cerca de 200 piezas, compuestas por unos 50 conjuntos, complementos, portadas de discos, fotografías y obras de arte realizados por el propio Casal, procedentes en su mayoría de préstamos de su familia, junto con objetos de las colecciones del Museo del Traje y la Biblioteca Nacional, y de prestadores vinculados de un modo u otro, a la figura del artista, incluidos Julián Ruiz, Paco Clavel, Francis Montesinos, Antonio Alvarado o Fortu Sánchez.



El recorrido se complementa con obras de artistas fundamentales en la carrera de Casal, como Costus, Fabio MacNamara, Pablo Pérez-Mínguez o Miguel Trillo, indumentaria de diseñadores claves en la estética del artista, y diferentes puntos de escucha musical y audiovisuales con programas de televisión y videoclips.